Saltar al contenido

Calculadora IMC

Introduce cuánto mides en centímetros en la primera casilla, tu peso en Kilogramos en la segunda casilla, aprieta intro, y tendrás tu índice de masa corporal. Después compara ese resultado en la tabla y obtendrás tu estado físico.

Compara el resultado que te ha brindado por la calculadora de Indice de Masa Corporal con la tabla de a continuación para conocer tu estado:

Tabla del IMC según la OMS

Puede que ya conozcas este matiz; sino, debes saber que esto es una razón matemática válida cuando el cuerpo se encuentra ya formado, así que, podemos coger de referencia los 18 años de edad para su validez. Para adolescentes existe un factor de corrección que la valida.

Lectura de valores según la Organización Mundial de la Salud

¿Qué es el índice de masa corporal?

El IMC (índice de masa corporal) es un cálculo simple que estima la condición grasa de un cuerpo humano, determinando si una persona se encuentra dentro de los parámetros de peso normales, delgado, con sobrepeso, obesidad u obesidad mórbida.

La fórmula para estimar el IMC

La fórmula es un algoritmo básico, la cual es el peso dividido por la estatura en metros cuadrados. El resultado de esta operación es el que se equipara en las tablas para determinar el estado corporal. Debemos esta fórmula matemática Adolphe Quetelet, un estadístico Belga, cuyo nombre es también IQ, Índice de Quetelet, o BMI en inglés cuyas siglas pertenecen a Body Mass Index.

Usos de los resultado del IMC

Los resultado arrojados por la fórmula del índice de masa corporal es un punto de partida rápido, pues es un resultado certero, pero básico. Es un resultado básico por que contempla todo el cuerpo como una misma unidad sin distinguir entre parte magra y parte grasa. Un fisicoculturista con su propio cálculo de IMC siempre ofrecerá unos datos vinculados al sobrepeso, por poca grasa corporal que tenga su cuerpo, por lo que, siempre será válida como estado inicial en condiciones normales, pero a la hora de emprender acciones, ya sean para iniciar dietas de todo tipo o realizar deportes a niveles avanzados, necesitaremos ya más datos, tales los que ofrece un plicómetro con las medidas de pliegues corporales, o una báscula inteligente de bioimpedancia, que medirá la composición corporal mediante impulsos eléctricos.

Lecturas del Índice de Masa Corporal:

  • 15 o menos: Delgadez muy severa
  • 15 – 15,9: Delgadez severa
  • 16 – 18,4: Delgadez
  • 18,5 – 24,9: Peso saludable
  • 25 -29,9: Sobrepeso
  • 30 – 34,9: Obesidad Severa
  • 40 o más: Obesidad mórbida.

Resultados de IMC hasta 18,4

En estos baremos, hablamos de delgadez en todos los niveles, delgadez, delgadez severa y delgadez muy severa, a niveles generales se suelen presentar en la persona clínicas por desnutrición como caída de pelo, sistema inmunológico bajo, riesgo de osteoporosis y en el caso de las mujeres puede cesar la menstruación.

Resultados de IMC de 18,5 hasta 24,9

Con un resultado entre estas dos cifras nos encontramos en un estado físico óptimo en relación estatura-peso, por lo que, vinculado a peso y nutrición nos encontraremos en el menor punto de riesgo a sufrir enfermedades que estén vinculadas en relación al peso bajo y al sobrepeso.

Resultado de IMC de 25 hasta 29,9

En estas cifras encontramos síntomas derivados al sobrepeso, tales como la fatiga, mala circulación, menstruación inestable. No es frecuente aun en estos resultados encontrar índices de enfermedades derivadas de la obesidad, pero, tampoco hay que descuidarse, ya que, un ligero incremento, puede cambiarnos de estadío en cuestión de semanas.

Resultado de IMC de 30 hasta 39,9

En esta franja, los peligros a destacar puede ser problemas de corazón, hígado y vesícula, además de problemas relacionados con la circulación, colesterol, artrosis…

Resultado de un IMC de más de 40

A parte de los problemas ya mencionados, pueden añadirse la falta de aire, reflujo, apnea en el sueño, diabetes, infartos, incapacidad de movimiento… Como norma general es importante tomar medidas inmediatas si nos encontramos en este punto, acudiendo a nuestro médico.

Conclusiones ante los resultados del IMC

Antes de tomar decisiones ante ciertos resultados, existen ciertas excepciones, tales como, niños, ancianos, embarazadas, atletas… Por lo que, ante tu resultado de IMC, la medida adecuada y perfecta, es que te realicen una lectura del mismo, tanto como punto de partida, como punto de control y seguimiento, ya que por sí solo, no tiene la fuerza suficiente como para tomar ciertas decisiones.

Conociendo nuestra altura en centímetros y nuestro peso en kilos obtenemos, con el cálculo del IMC conocemos un valor estandarizado. Si queremos un valor personalizado, adaptado a cada persona así como un valor preciso, tenemos dos formas de hacerlo. De manera manual mediante el plicómetro realizando unas sencillas operaciones a los resultados obtenidos en el pinzamiento de los pliegues de grasa corporal y de manera automática mediante las básculas de bioimpedancia, que es una báscula que genera pequeños impulsos eléctricos y dependiendo de la resistencia que el cuerpo medido ofrezca, arroja los resultados segmentados en masa magra y masa grasa, en kilos y en porcentajes..